La Misa del Domingo (17-12-2017. 3º Adviento)

Surgió un hombre enviado por Dios: ayer, Juan Bautista; hoy, nosotros. Un hombre sencillo, auténtico, reconoce que no es ni el Mesías, ni Elías… Se limita a indicar el camino y no cualquiera sino el que lleva hacia el Señor; Juan no es una señal o luz que se regodea en sí misma sino que señala hacia Dios. Hoy tenemos que mostrar ese camino, ser señal que indica por dónde se llega a la vida, al Señor.

Adviento 3