Poner color a los 10 Mandamientos

Colorear los mandamientos no es un capricho sino que tiene una intención. Y es que los mandamientos, que por cierto son diez (10), nos los entregó el Señor para darle más color a la vida, para hacerla más bonita y más agradable, para ser más felices. ¡Qué mejor que honrar y hacer felices a nuestras madres y padres! ¡Qué mejor que no hacer daño a los demás! ¡Qué bonito encontrarse los domingos en la Iglesia con los amigos para escuchar la palabra de Dios, nuestro mejor amigo! ¡Qué hermoso saber que somos más felices cuando no cogemos lo que es de otros sino que lo bueno es compartir y ser generosos! ¡¡LOS MANDAMIENTOS PONEN COLOR A LA VIDA!! articulos-226888