Regreso a Europa

Consecuencia del avance musulmán, aquellos ermitaños del Monte Carmelo (carmelitas), se vieron obligados a abandonar el lugar y retornar a Europa. En la historia de la Orden siempre ha quedado ese “poso” eremita y vida retirada. El regreso a Europa no fue fácil, pues ya en estas tierras, si bien encontraron el rechazo de unos (clases más altas), fueron muy bien acogidos por otros (el pueblo llano).IMG_0062