Como viene siendo habitual, quiero empezar dando las gracias a todos y cada uno de los componentes que hacen posible esta realidad. Voluntarios, donantes, Parroquia, Comunidad Carmelita y trabajadores; gracias a todos.
Querría también dedicar unas líneas a David Enamorado Jurado, gracias a su buen hacer, hemos podido cambiar el programa de despensa, consiguiendo un programa actual, ágil, fiable y mucho más intuitivo, que ahorrará mucho tiempo a las personas que colaboran en la despensa.
Seguimos auditando las cuentas de la Obra Social por un auditor externo colegiado que garantice la imagen fiel, y seguimos pasando la prueba satisfactoriamente.
Querría destacar la distribución de ingresos que tenemos, 30% de fondos públicos y 70% de herencias y donaciones privadas, seguimos año tras año con este reparto. Es la distribución de guion, ejemplo de libro. Gracias a nuestros donantes podemos seguir con esta estructura.
Me gustaría comentar nuevamente el concepto “alimentos (donaciones)” que es la valoración que se hace de los alimentos donados por el Banco de Alimentos y Mercadona, principalmente. Son alimentos como ya dijimos el año pasado, de uso trasversal en nuestros proyectos.
Gracias a la generosidad de nuestros donantes, seguimos teniendo un superávit que nos ayuda para la consolidación de los proyectos actuales y poder hacer frente a los futuros y garantizar la viabilidad económica de la Obra Social.
Para el año 2024 hay una serie de cambios respecto a la ley de mecenazgo, para las personas físicas sube hasta los primeros 250 € para poder aplicar el 80% de deducción, también se eleva del 35% al 40% el porcentaje de deducción para cantidades superiores, llegando hasta el 45 % si cumple los requisitos de recurrencia establecidos en la norma.
Gracias a todos los que hacen posible esta realidad.

Antonio T. Belio Chesa

foto Antonio T Belio

Auditado por:

Memoria 2023-04