Quienes somos

Nuestra actividad se centra en combatir la pobreza, ayudar a personas que pasan por graves dificultades económicas y, de manera especial, a personas sin hogar.
Memoria 40 AñosMemoria 2018

La pobreza siempre supone un drama humano, significa que las personas no pueden disponer de unos bienes básicos para la vida, así como su exclusión de una participación activa en la sociedad. Cuando rebasa ciertos límites, constituye un poderoso factor de desintegración social. Ésta, como dice un reciente documento de la Iglesia, “no es consecuencia de un fatalismo inexorable, tiene causas responsables.

Detrás de ella hay mecanismos económicos, financieros, sociales, políticos… nacionales e internacionales. Un enfrentamiento lúcido y eficaz contra la pobreza exige hoy indagar cuáles son las causas y los mecanismos que la originan y de alguna manera la consolidan. Debemos hacerlo movidos por la convicción de que la pobreza hoy es evitable; tenemos los medios para superarla” (La Iglesia, servidora de los pobres, nº 48).

obra social

La Obra Social está compuesta por los religiosos de la Comunidad Carmelita que atiende la parroquia y voluntarios que, desde la gratuidad, colaboran en las tareas que la institución lleva a cabo; colaboradores que, desde su profesión, ofrecen servicios en determinados cometidos; profesionales, contratados laboralmente, y socios que contribuyen con aportaciones económicas fijas.

El equipo directivo, como parte del voluntariado del que forma parte y trabajando desde esa misma gratuidad, no percibe sueldo alguno ni contraprestaciones ni en el trascurso del desempeño de sus funciones ni al dejar las mismas.